Cómo comprobar baterías para automoción

Los coches eléctricos son el futuro, o al menos eso predicen los gurús de la industria, pero ¿cómo pueden estar tranquilos los usuarios después de los últimos incidentes?

Uno de los principales compromisos de ARIES, es garantizar la seguridad del usuario final. Tras los incidentes ocurridos la semana pasada en las baterías de los coches eléctricos, queremos hacer foco en la importancia de las regulaciones existentes para hacer pruebas y ensayos en baterías y en los diferentes ensayos específicos que los fabricantes de baterías para automoción pueden utilizar. 

Existe un gran listado de protocolos y estándares con el objeto de guiar a los proveedores en la fabricación de baterías para la industria de automoción, más seguras. Entre las principales, se encuentran las siguientes: Underwriters Laboratories (UL), Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE), Society of Automotive Engineers (SAE), the International Organization for Standardization (ISO) y la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE).

En general, estas organizaciones están de acuerdo en que las baterías de automoción deben pasar con éxito estos 9 ensayos diferentes:

Ensayo de vibración: Para comprobar la seguridad de la batería en un entorno de vibración que es probable que la batería experimente durante el funcionamiento normal del vehículo.

Ensayos térmicos y de ciclo: Para comprobar la resistencia de la batería a los cambios bruscos de temperatura. Durante el mismo, la batería debe someterse a un número determinado de ciclos de temperatura, que comienzan a temperatura ambiente y luego a ciclos de alta y baja temperatura. Simula un rápido cambio de temperatura ambiental que probablemente experimente una batería durante su vida útil.

Integridad mecánica: Para comprobar la seguridad de la batería bajo las cargas inerciales que pueden producirse durante un choque del vehículo.

Resistencia al fuego: Para comprobar la seguridad de la batería frente a los impactos de contacto que pueden producirse en una situación de choque del vehículo.

Protección contra cortocircuitos externos: Para comprobar la resistencia de la batería, contra la exposición al fuego desde el exterior del vehículo debido a un derrame de combustible de un vehículo (ya sea el propio vehículo o un vehículo cercano), por ejemplo. Esta situación deberá dar al conductor y a los pasajeros tiempo suficiente para evacuar el vehículo.

Protección contra sobrecarga: Para comprobar el funcionamiento de la protección contra cortocircuitos. Esta funcionalidad, si se implementa, deberá interrumpir o limitar la corriente de cortocircuito para evitar que la batería sufra más eventos graves relacionados con la corriente de cortocircuito.

Protección contra la sobrecarga: Para comprobar el funcionamiento de la protección contra la sobrecarga.

Protección contra la sobretemperatura: Para comprobar el funcionamiento de la protección contra la sobredescarga. Esta funcionalidad debe interrumpir o limitar la corriente de descarga para evitar que la batería sufra algún evento grave causado por un SOC demasiado bajo.

En ARIES, creemos que los coches eléctricos cuyas baterías hayan pasado con éxito las pruebas correspondientes, son seguros. Para ello, contamos con diferentes sistemas de ensayos que te ayudará a cumplir con los estándares necesarios. Para más información acerca de nuestros sistemas de ensayo de baterías, ponte en contacto con nosotros

Compartir esta publicación

язык разрабатываемого веб-сайта. Свяжитесь с нами на русском или английском языке и запросите интересующую вас информацию по адресу info@aries.com.es.